Baklava

  • Baklava

  • Baklava Árabe

  • Baklava Thermomix

  • Baklava de Chocolate

  • Baklava de Pistacho


  • "Baklava"

    Baklava



    Os vamos a enseñar a preparar un riquísimo baklava, un dulce de origen árabe hecho con una base de frutos secos y pasta filo, una de las recetas más tradicionales de la gastronomía griega, aunque muy consumido en la gastronomía turca y árabe.

    Ingredientes:

    - Mantequilla sin sal, 200 gramos
    - Pasta filo, 12-14 láminas
    - Pistachos, 100 gramos
    - Almendras, 100 gramos
    - Nueces picadas, 200 gramos
    - Piñones, 50 gramos
    - Azúcar, 125 gramos
    - Canela en polvo, una cucharada
    - Una rama de canela
    - Un limón
    - Un par de clavos
    - Agua de azahar, 60 ml
    - Agua, un vaso




    Preparación:

    Para comenzar a preparar el baklava debemos picar las almendras y las nueces peladas, usando una picadora para ellos. Una vez los tengamos bien picados los echamos en un bol amplio, agregamos los piñones, 50 gramos de azúcar y la canela molida, vamos a mezclar todo bien para que queden bien repartidos. Por otro lado pon la mantequilla en un recipiente apto para el microondas y derrítela del todo. A continuación vamos a escoger el molde para preparar estos dulces, lo mejores utilizar uno de forma rectangular, que hay que engrasar con un poco de mantequilla en el fondo y las paredes.

    Dentro del molde extendemos un par de láminas de pasta filo untadas con un poco de mantequilla derretida. Usa un pincel de cocina para ir pintando todas las láminas de filo una a una. Tras poner dos láminas pegadas, para que hagan de base del baklava, echamos encima de ellas una capa de la mezcla de frutos secos, azúcar y canela que habíamos preparado. El siguiente paso será colocar por encima otra lámina de pasta filo bien untada con mantequilla, y encima ponemos otra capa de frutos secos. Así iremos repitiendo hasta acabar con otras dos láminas de masa filo untadas de mantequilla y unidas, formando la parte superior del baklava. Aplastamos bien para que quede todo bien apretado.

    Metemos el molde con el relleno en el frigorífico unos 40-45 minutos para que se cuaje un poco y pasado ese tiempo sacamos del frío y cortamos entonces los baklava en forma de cuadrados o rombos, como prefieras. Ponemos el horno a calentar a 180ºC por arriba y por abajo y horneamos los baklava unos 7-8 minutos. Durante ese tiempo vamos a poner a calentar una cazuela con un vaso de agua, el agua de azahar, 75 gramos de azúcar, dos clavos, una rama de canela, la piel del limón y el zumo de medio limón, y hacemos un almíbar dulce con estos ingredientes.


    Para ello vamos a calentar hasta que hierva, y entonces ponemos a fuego suave unos 10 minutos, y después lo pasamos por un colador. Cuando acabe de hornearse la bandeja con los baklava, vertemos el almíbar por encima de ellos y les agregamos una capa de pistachos molidos bien repartidos y vamos a dejar enfriar a temperatura ambiente y después en la nevera un par de horas, para poder comerlos más bien frios, que es como se deben comer estos baklava, que puedes servirlo como postre o como dulce para merendar.